Arletty


El hecho se produjo del modo concertado, lo presiento. Habrías caminado, como de costumbre, como siempre hiciste al caminar, dando pasos firmes, pero un tanto lentos, retrasados por vaya a saber qué fuerza, casi despreocupados. Ausentes, sí, decisivos, no obstante, porque en efecto esa era la forma de avanzar, de cumplir tu circuito, tu camino, tu único modo de llegar. Jamás optaste por algún atajo, lo sé, los tiempos no lo hubiesen permitido, y la impuntualidad te envenenaba. Viajar en tren te ponía de pésimo humor, ¿te acordás cuando me confesabas el tedioso traqueteo que significaba?; ¿cuántas estaciones hasta Gare du Nord?, ¿cuatro, cinco? ¿El modo que se te arrugaba tu falda?, “un asco”, exclamabas con bronca –enseñando una mueca de hartazgo.” (…)


Toulouse, Francia

Julieta Cartonera, 2017

Disponible aquí.